Última Hora

La radial Santa Ana-Belén es uno de esos lugares donde es mejor no conducir en hora pico.

El problema es que miles de conductores no tienen otra opción más que resignarse a usarla y avanzar a paso de tortuga.

Pero hay algunos que no se aguantan y prefieren violar ley con tal de salir de ahí cuanto antes. Aunque eso signifique poner en riesgo su vida y la de los demás.

Imágenes captadas por Telenoticias evidencian la invasión de carril que muchos conductores realizan todos los días en esta ruta.

No importa el tamaño del vehículo, los infractores están a la orden del día, realizando arriesgadas maniobras.

Lo primero que muchos pensarán es ¿dónde están los oficiales de tránsito?

Lo cierto es que la Policía de Tránsito cuenta aproximadamente con 200 oficiales por turno en la calle para atender todo el país.

De ahí que no puedan tener a alguien vigilando cada punto para evitar imprudencias de las que se observan en el video adjunto.

El tema de los oficiales es uno, pero como dice el dicho, tampoco hay cama para tanta gente. Es un hecho que en nuestras calles ya no caben los carros y los conductores lo saben.

La ampliación de la radial, con un costo de 34 millones de dólares, podría ser una solución para que las presas disminuyan y así los choferes se vean menos tentados a cometer violaciones a la ley. Habrá que esperar para ver eso.

Aunque estar atrapado en una presa en Costa Rica podría desesperar hasta a un monje budista, eso no es excusa para violar la ley y menos para arriesgar la vida de otros.