Última Hora

Una de las preguntas que alguna vez se han planteado las personas que ven a una pareja teniendo relaciones sexuales en una película de cine es: ¿Cómo se grabó esa escena?

A pesar de que parezca que la pareja tiene su coito “lo más natural posible”, lo cierto es que la filmación es difícil; contrario al resultado final que muestra a dos actores disfrutando de su momento íntimo, detrás de escena sucede una de las cosas más complejas, incómodas y difíciles por las que tiene que pasar un actor y una actriz de cine.

 Los actores deben lidiar y concentrarse con los gritos del director, las bromas del resto de compañeros y el atraso necesario para grabar sin tener que moverse por varios minutos, todo esto mientras los personajes están desnudos.

Así lo demuestra un vídeo subido a YouTube que se ha vuelto viral en redes sociales en los últimos días, donde se muestran los trucos que hace la producción para que todo parezca 100% real.

El corto original fue subido a Internet en el 2014 pero varias webs como Trome.pe y medios de comunicación como el sitio ABC de España, lo han divulgado nuevamente.

El video, adjunto a esta nota, muestra cómo se grabó una escena de sexo en la película “Giro inesperado” del director Philip Kaufman.

La cinta trata sobre la historia de un conductor de limosinas que, al necesitar dinero, accede a trabajar para un multimillonario que le hará pasar una salvaje noche de aventuras.

En la escena detrás de cámaras se muestra a los protagonistas realizando su actuación mientras el director les explica cómo deben de ubicarse frente a la cámara, los gestos que deben utilizar y hasta la posición que tienen que tomar para que la escena de sexo salga perfecta.

Todo esto mientras están semidesnudos, el actor encima de la actriz –Patrick Wilson y Brooklyn Decker– con sus caras a pocos centímetros una de la otra. Lo que es, sin duda alguna, una situación incómoda.

Al final, gracias al profesionalismo de los actores y una serie de trucos utilizados, se logra mostrar al público una escena sencilla de sexo, de una de las tomas más difíciles de filmar.

Entre los trucos que utilizaron se pueden ver a los actores semitapados por una sábana, esto permite que los protagonistas lleven ropa interior, lo que evita la vergüenza de que sus colegas los observen desnudos.

A su vez, los maquillistas rocían a ambos con un spray de agua para que dé la impresión de están sudando.

Aunque no es en este caso, los productores de cine han tenido que recurrir a la “colaboración” de vaginas falsas o incluso, en casos más realistas, utilizan “dobles porno” para que tengan sexo real.

En especial cuando los gemidos sonoros y la respiración agitada son una parte básica de todos estos planos que al final logran su objetivo final: captar la atención del espectador de manera natural.