Última Hora

Don Bernardo Espinoza Rosales es un santacruceño que está a punto de cumplir 100 años.

Nació el 28 de agosto en una familia campesina. Nunca fue a la escuela, y desde muy joven se dedicó a trabajar en el campo.

Para él la clave de una larga vida, está en comer mariscos, arroz, frijoles negros y tortillas de maíz blanco.

Al ritmo de música de marimba y bombas al Punto Guanacasteco, don Bernardo festejó sus 100 años con sus 15 hijos, 37 nietos, 63 bisnietos y 9 tataranietos.

A este cumpleañero los impedimentos físicos producto de los trabajos a los que se ha enfrentado, no le quitan el ánimo de seguir viviendo, al contrario el asegura que pretende seguir bailando, por muchos años más  al ritmo del sabor guanacasteco.