Última Hora

La atleta estadounidense Molly Huddle perdió el chance de subir al podio de los 10.000 metros en el Mundial de Pekín por relajarse antes de cruzar la meta.

En lo que fue una celebración anticipada, Huddle levantó los brazos justo antes de llegar a la meta sin percatarse que su compatriota Emily Infield, que finalmente se quedó con la medalla de bronce, podría superarla.

Ante la incertidumbre sobre la ganadora ambas se abrazaron, pero cuando se da el resultado oficial el ánimo de Huddle se vino abajo. Por nueve centésimas y un despiste perdió la oportunidad de salir de la capital china sin una presea colgada en su cuello.

La competencia fue ganada por la keniana Vivian Cheruiyot, mientras que la etíope Gelete Burka finalizó en el segundo puesto.