Última Hora

La constante desaparición de menores de edad en la capital y alrededores pone en alerta a las autoridades.

Entre el miércoles y jueves anterior se reportaron dos adolescentes quienes salieron con normalidad de sus casas y no regresaron.

La primera de las denuncias interpuestas por los familiares fue por la desaparición de Jennifer Elena Mora Méndez, de 13 años la última vez que se vio fue el pasado miércoles 19 de agosto ella es vecina de Cot de Cartago, vestía pantalón de colegio color azul, zapatos color negro, una blusa color blanca con dibujos en la parte frontal y un suéter color rojo de lana.

La otra adolescente que se reportó como desaparecida fue Ashley Oreamuno Agüero de 15 años de edad, el viernes anterior fue el día que sus familiares la vieron por última vez.

Ambas menores afortunadamente regresaron a sus casas este domingo en horas de la noche.

Para el OIJ las formas en que se presentan este tipo de casos son preocupantes. Reiteran sobre la importancia de vigilar los pasos de sus hijos y conocer más a fondo el mundo que los rodea.

Aunque el dinero no tiene importancia a la hora de salvar una vida en peligro, pero las autoridades sí reiteran que en este tipo de casos se invierten millones de colones, millones que se gastaron en un caso que se relaciona a rebeldía y no a una desaparición real.

Las autoridades piden a los padres de familia tener más claro el panorama en el que se encuentran los niños, y explicar mejor al OIJ cuando ocurre una situación como estas.