Última Hora

Jonathan Granados Ureña, de 30 años, y Fiorella Castro Flores, de 28 años, fueron encontrados sin vida dentro de un vehículo este fin de semana.

Según las autoridades ambos murieron asfixiados dentro del automotor, hallado en playa Escondida de Uvita.

El padre de uno de ellos fue quien los encontró. Al parecer, la pareja había salido el pasado viernes desde Pérez Zeledón rumbo a la playa.

Este tipo de muertes no son nuevas para las autoridades, pues no es la primera vez que una persona muere tras inhalar aire tóxico dentro de un vehículo.

En diciembre del 2004, un joven y su novia fueron encontrados sin vida en el motel El Retiro, en San Rafael Abajo de Desamparados.

Según las autopsias, ambos murieron asfixiados, ya que dejaron encendido el vehículo y el monóxido de carbono que genera la combustión del motor les provocó la muerte.