Última Hora

La colocación de reductores de velocidad en la zona de construcción del paso a desnivel en la rotonda de Paso Ancho –en Circunvalación–, causa largas presas para los 70.000 conductores que tienen que viajar por esta transitada vía.

Según el jefe de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, los vehículos disminuyen la velocidad para no dañar los autos en estos lugares, por lo cual la congestión aumenta.

Desde la Unidad Ejecutora del BID, encargada de los trabajos que realiza el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), detallaron que “los reductores de velocidad se colocaron debido a que los conductores no respetan los límites de velocidad que indica el señalamiento vertical instalado en la zona”.

Indican que al ser una zona de trabajo es peligroso que los automóviles transiten a altas velocidades por allí.

Señalaron que los mismos se pusieron este viernes 21 de agosto y quedarán allí hasta “que se finalice el proyecto”.

Calderón explicó que ya se coordina para solicitar la remoción de estos “muertos”, que ya meses atrás habían sido colocados en el lugar, también causando problemas en el flujo vehicular.

En el Conavi apuntan a que “el permiso respectivo para colocar estos reductores se tramitó ante la Dirección de Ingeniería de Tránsito”, mientras que Calderón confirmó que a la Policía de Tránsito no se le consultó sobre la decisión.

Las obras en este sitio iniciaron en setiembre del año anterior. El paso a desnivel y demás obras tienen un costo de ¢5.000 millones, dineros aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).