Última Hora

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica anunció, mediante un comunicado de prensa, que avala la realización de la eutanasia pasiva en el país y apoya el proyecto de Ley sobre Muerte Digna de Pacientes en Estado Terminal, el cual se discute en este momento en la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea Legislativa.

Aunque los médicos ven con buenos ojos que al fin se regule formalmente este tema, si consideran necesario que se le realicen algunas modificaciones, antes de que se proceda a su aprobación final.

Sin embargo, la convocatoria de este proyecto llena de dudas a los diputados, además el presidente, Luis Guillermo Solís, negó que lo esté apoyando, pero aun así lo envió en la lista para discutir en este mes de agosto.

El presidente del Colegio de Médicos, doctor Alexis Castillo, explica que la eutanasia pasiva está relacionada con el derecho que tiene el paciente con enfermedad terminal a rechazar tratamientos, procedimientos o acciones que prolonguen su vida.

“El paciente con una enfermedad terminal, como el cáncer o un padecimiento degenerativo, que se encuentre en su última etapa de vida, puede pedirle al médico que no lo someta a otros tratamientos que lo lastimen o le causen estrés o más dolor. Es deber del médico cumplir con esta petición”, explica Castillo.

El proyecto de ley que está en discusión, plantea que el paciente pueda dejar por escrito esta petición ante un notario público y con testigos calificados mediante un documento que en otros países se conoce como “testamento vital”. Éste le permitirá tener una muerte digna en caso de enfermedad terminal, agrega Castillo.

El Colegio de Médicos aclara en el comunicado que en ningún momento avala la eutanasia activa, que se conoce como esa acción en la que el médico suministra medicamentos a una persona para terminar con su vida, ante la imposibilidad de curarse de una enfermedad.

“Jamás  estaremos de acuerdo con la eutanasia activa ni con alguna acción que corte la vida o genere muerte. Nuestra naturaleza es promover y salvaguardar la vida. En los casos en que llegue a su final, podemos cumplir la voluntad del paciente, cuando su salud no es recuperable” concluye Castillo.

Según el licenciado Julián Solano, asesor legal del Colegio de Médicos, la eutanasia pasiva es coherente con la legislación actual del país.

“El Artículo 46 del Código Civil establece que todo paciente, entiéndase mayor de edad y en estado de conciencia, tiene derecho a negarse a ser sometido a un tratamiento médico quirúrgico. Lo consideramos como un derecho del paciente” menciona Solano.

Además asegura que la eutanasia pasiva, respeta los principios generales de carácter bioético que hoy en día están imperando en la relación médico paciente.

Sin embargo, el proyecto necesita algunas modificaciones. Según el abogado hay varias inconsistencias, sobretodo en el tema de delegar a parientes la decisión de someter o no a un tratamiento a menores de edad o incapaces, ya que en estos casos, la decisión debe ser tomada por el médico.

El otro punto de discordia es el tema de las penas que establece el documento para instigación o ayuda al suicidio y el delito de homicidio por piedad: “al rebajar las penas estaríamos promoviendo la eutanasia activa” dice el licenciado.

El Colegio de Médicos anunció que hará llegar estas observaciones a la Asamblea Legislativa para que sean incluidas en el documento final a discutir.