Última Hora

Aunque la han bautizado como la "viagra femenina", médicos señalan que existe una diferencia abismal entre ese medicamento y el usado para tratar la disfunción eréctil.

Los médicos rechazan el nombre que ha popularizado a la pastilla para tratar a las mujeres con poco deseo sexual.

En primer lugar, porque las enfermedades que trata son completamente diferentes.

La pastilla azul aumenta el flujo sanguíneo en el pene, mientras que la pastilla rosa o flibanserina, concentra su acción en el cerebro de la mujer.

La pastilla rosa llega al mercado estadounidense 17 años después de la viagra.

Entre ambos medicamentos sólo hay algo en común: requieren receta médica y deben consumirse con la supervisión de un especialista.