Última Hora

Los gremios de los taxistas y los exporteadores reiteraron su malestar ante el anuncio de que el servicio de transporte Uber empezará a funcionar esta tarde en Costa Rica.

Representantes de ambos grupos afirman que debido a la “ilegalidad” del modelo esperan que las autoridades le corten el paso y respalden a los transportistas formales.

Gilberth Ureña, del Foro Nacional de Taxistas, dijo que no van “a caer en el desafío y la trampa de tirarnos a las calles, confiamos en el derecho y el valor de las leyes”.

“Nuestra única petición es que las autoridades establezcan un bloqueo total” a Uber, agregó Ureña que al mismo tiempo afirmó que el sistema promovería la “piratería del servicio de transporte público”.

Por su parte, Carlos González, vicepresidente de la Cámara de Seetaxi, acusó al Gobierno de haber actuado con “pasividad” ante Uber.

“Nace una empresa de piratas. Lamentablemente para el sector (de Seetaxi) esto da señales muy negativas, a razón de que el Estado se ha comportado de cierto modo complaciente”, apuntó.

Ambos gremios descartaron adoptar algún tipo de movimiento de presión inmediato, y más bien confirmaron que este mismo viernes se reunirán con sus cuerpos directivos.

Los encuentros servirán para que taxistas y exporteadores definan cuáles medidas tomarán frente a Uber, que en palabras de Ureña es “una amenaza para 44.000 familias” que viven del servicio de taxi.