Última Hora

Deportivo Saprissa

Saprissa debutó con holgado triunfo ante un rival de fantasía

Derrotaron 4-0 al W.Connection de Trinidad y Tobago en su inicio en la Liga de Campeones de Concacaf. La falta de contundencia morada evitó una catástrofe caribeña en la Cueva

José Fernando Araya Hace 8/20/2015 10:13:00 PM

Saprissa no tuvo mayor rival que sus propias carencias en su debut en la Liga de Campeones de la Concacaf.

Y es que desde el inicio marcó un claro monólogo que guió un partido más que fácil y que los morados terminaron venciendo con un corto 3-0 al W.Connection de Trinidad y Tobago.

Y se dice corto por las innumerables opciones que tuvieron los tibaseños y que más allá de todo, solo sirvieron para marcar la urgencia de definición y calma por parte de sus delanteros.

Remates desde larga distancia cuando había mucho espacio para ingresar al área, desesperación a la hora de rematar y falta de compañerismo, fueron algunos de los yerros que evitaron que el Connection saliera humillado del Ricardo Saprissa.

Esa falta de resolución morada frente al marco le permitió al flojo equipo trinitario aguantar media hora el embate.

No fue hasta que Deyver Vega ingresó con pasos de gacela por el área eludiendo rivales y fusilando al arquero trinitario y así poner el 1-0 en el marcador.

El gol dio un golpe de confianza y un respiro a la afición. Saprissa controló el balón a placer todo el partido y a partir de ese momento comenzó a generar todavía más acciones en el ya acribillado arco rival.

Pero no necesariamente su dominio se tradujo en claridad en ofensiva, más bien remarcó la carencia saprissista, que está obligado a mejorar si no quiere sufrir en la Liga de Campeones de Concacaf ya que de casi 40 remates solo logró concretar en cuatro ocasiones.  

A cinco minutos del final de la primera parte, David Guzmán “cazó” un balón suelto en el área pequeña y con una carambola colocó el 2-0 que ya aseguraba los tres puntos.

En la reanudación los morados pasaron algunos sustos con una intervención del meta Danny Carvajal, en la única jugada de verdadero peligro realizada por los caribeños.

Saprissa desempolvó a David Ramírez, su mejor hombre con olfato goleador, y lo mandó al ruedo para buscar contundencia.

Casi que en su primera aparición, Ramírez colocó el 3-0 al 70’, en otro rebote defensivo y así matar el partido.

Por si fuera poco y aún para marcar más sus problemas, Ariel Rodríguez se dio el lujo de desperdiciar un penal detenido por el arquero visitante.

Y ya cerca del cierre del partido, el juvenil Dylan Flores tuvo la suerte de enviar un remate que terminó con autogol por parte de uno de los defensores caribeños al 90’ y así poner el 4-0 definitivo.

Saprissa logró el resultado que necesitaba, pero tiene que analizar su falta de contundencia de cara a lo será el juego ante el Santos Laguna de México, porque sí anotó cuatro, pero bien pudieron ser hasta tres o cuatro más.