Última Hora

Un total de 14 allanamientos que se realizaron este jueves dejaron como resultado la detención de nueve sospechosos pertenecientes a bandas de sicarios.

Todos son costarricenses y pertenecen a dos bandas de sicarios que el parecer tienen problemas entre ellas en la zona del Caribe.

Los operativos se realizaron en Desamparados, Heredia, Rohrmoser, Guápiles, Cariari, Siquirres y Limón.

A los grupos se les atribuye dos hechos. El primero es el ajuste de cuentas a Bernal Jiménez, quien en enero fue quemado en Cariari de Pococí.

Y el asesinato en marzo pasado de Pablo Castro en Matina, quien se cree no tenía relación con los problemas de estos grupos.

Los nueve detenidos tienen antecedentes y están ligados al narcotráfico. A siete de ellos se les dará prisión preventiva.

Además, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) busca a otras tres personas involucradas en estos hechos.

En los allanamientos también se decomisó 65 millones de colones, algunos euros, seis armas de fuego y se está en busca de un fusil de asalto AK-47.