Última Hora

Antes de decidirse una mañana a practicar deporte, los especialistas recomiendan practicarse una prueba de esfuerzo para aprovechar su rendimiento y evitar problemas de salud.

Y es que si hace ejercicio con frecuencia pero no está viendo los resultados que espera, puede que la respuesta esté en su corazón.

Al ejercitarse, el cuerpo necesita combustible. Lo ideal es quemar la grasa acumulada, pero a determinado ritmo cardíaco el organismo empieza a consumir el azúcar de los músculos.

Esto hace que, por ejemplo, queme más grasa a cierto ritmo durante pocos minutos que corriendo 10 kilómetros.

Con una prueba de esfuerzo con consumo de oxígeno, se puede saber exactamente qué tipo de combustible está usando su cuerpo al ejercitarse.

La prueba de esfuerzo dura unos 20 minutos.

En ese tiempo mide el consumo de oxígeno en el cuerpo, detalla el metabolismo y además indica el estado del corazón.

Los expertos recomiendan esta prueba para personas mayores de 40 años, con antecedentes cardiacos o para quienes quieren empezar a practicar cualquier deporte.

Con la prueba de esfuerzo, puede saber si su cuerpo está listo para hacer deporte y notar resultados de forma rápida sin sufrir más de la cuenta.