Última Hora

Instagram es actualmente la aplicación para fotografías más utilizada en el mundo.

Pese a que la aplicación por sí sola ofrece múltiples filtros, muchos fanáticos se hacen ayudar por alguna otra que les brinde más alternativas para modificar sus imágenes.

Estas son tres de las más gustadas por profesionales y aficionados.

Instasize. Si hay un gran problema con Instagram es que las fotografías solo tienen un formato, el cuadrado, lo cual es un limitante cuando hay una foto que no entra en ese marco. Por eso, aplicaciones como Instasize se convierten en una opción para no tener que recortar aquellas fotos que tienen mucho que ofrecer y que no caben en el cuadrado.

Instasize agrega marcos blancos o de otros colores para rellenar lo que le haga falta al tamaño de Instagram.

Esta app, sin embargo, también también tiene filtros, bordes, collages e incluso sticker.

Afterlight. Este es el editor de fotografías de pago más vendido en iPhone y hace un año hizo su aparición en Android y Windows Phone.

Aunque no es gratuita, cuenta con muchas descargas debido a su amplio abanico de opciones. Actualmente ofrece 74 filtros únicos, 78 texturizados, 128 tipos de marcos.

El precio es de 99 centavos aproximadamente, pero ya dentro de la aplicación también se pueden comprar paquetes adicionales por un precio similar.

VSCO Cam. Para muchos es un clásico. De hecho, es preferida por un sinnúmero de fotógrafos profesionales.

Cuenta también con variados filtros gratuitos, pero se pueden tener más pagando.

VSCO Cam brinda todas las herramientas básicas para una edición fotográfica, como ajustes de brillo, intensidad, posición, color, entre otros.