Última Hora

Tieta es una tucán brasileña cuya historia nos puede resultar familiar. Ella sufrió la amputación de una parte de su pico y gracias a uno impreso en 3D está retomando su vida normal.

Su caso se parece mucho al ocurrido en Costa Rica con el tucán Grecia, el cual perdió parte de su pico y tras ser rescatado se preparaba para recibir una prótesis similar.

A Tieta le implantaron su nuevo pico el 27 de julio anterior y ya logra alimentarse con mayor naturalidad. El implante pesa solo 4 gramos, fue impreso en dos horas y mide 4 centímetros.

Taciana Sherlock, coordinadora del centro del Instituto Brasileño de Medio Ambiente, dijo a BBC que están seguros de que el ave “fue víctima de malos tratos”.

Este tipo de especies son comunes en las ferias de comercio ilegal de animales silvestres. Precisamente a esta la rescataron de una en Río de Janeiro.

Pero el resultado exitoso que alcanzaron los especialistas no fue fácil de lograr. Debían crear una prótesis liviana y resistente muy precisa, para lo cual hicieron cuatro intentos hasta hallar la ideal.

Para colocarle el pico, Tieta fue sometida a una cirugía de alto riesgo que duró 40 minutos, en la que anestesiaron por completo al ave de solo 300 gramos.

Pese a que se creía que el caso del tucán tico Grecia era único, resulta que más bien el uso de prótesis de picos en 3D se está volviendo común.

Además de Tieta, en Brasil le habían colocado uno a un tucán verde días antes.