Última Hora

Internacional

China: Hijo de exjefe de policía de Tianjin implicado en caso de explosiones

Uno de los propietarios del depósito de productos químicos de Tianjin, en el que comenzaron las explosiones, es hijo de un exjefe de la policía local.

AFP Agencia Hace 8/19/2015 1:31:00 PM

Uno de los propietarios del depósito de productos químicos de Tianjin, en el que comenzaron las explosiones, es hijo de un exjefe de la policía local, informó este miércoles la prensa china, que apuntala así la estrategia de Pekín de destacar los errores de dirigentes locales.

Diez responsables de la empresa Tianjin Rui Hai International, a la que pertenecía el depósito centro de la catástrofe, fueron detenidos después de las explosiones gigantescas ocurridas en la madrugada del jueves de la semana pasada. El siniestro provocó al menos 114 muertos.

La agencia oficial Xinhua tuvo acceso a algunos de los sospechosos.

Entre ellos, Dong Shexuan, de 34 años de edad, hijo de un exjefe de la policía del puerto de Tianjin. Éste controlaba el 45% de la empresa, pero su testaferro era un compañero de estudios.

El resto de la empresa pertenecía a Yu Xuewei, un exdirigente del grupo público Sinochem, gigante chino de la industria química. Su parte también figuraba a nombre de un tercero, en su caso de un amigo cercano, según Xinhua.

"Le pedí a mi condiscípulo que mantuviera esas acciones en mi nombre, a causa de mi padre. Si la noticia de que yo realizaba este tipo de inversiones se hubiera divulgado, esto podría haber tenido consecuencias nefastas", explicó Dong, citado por la agencia oficial.

Unas 700 toneladas de cianuro de sodio, un producto altamente tóxico, estaban almacenadas en este depósito, a menos de un kilómetro de distancia de sitios habitados e importantes carreteras -lo que está prohibido por las reglas de seguridad chinas actualmente en vigor.

Complejos residenciales y una estación de trenes se encuentran ubicados en un perímetro de 650 metros alrededor del depósito, y los directivos de Rui Hai se esforzaron al máximo para disimular esta situación, precisó Xinhua.

Dong Shexuan reconoció haber utilizado todas sus relaciones políticas para lograr que le fueran concedidos todos los permisos necesarios y pasar sin problemas las inspecciones.

"Mis contactos eran con la policía y los bomberos. Iba a encontrarme con los responsables de las brigadas de bomberos del puerto de Tianjin, les llevaba los expedientes y, rápidamente, recibía sus autorizaciones", declaró Dong.

Por otra parte, Tianjin Rui Hai International Logistics operó sin licencia durante nueve meses, hasta junio pasado, según la fuente oficial.

"Tras la expiración de nuestro primer permiso, presentamos una solicitud de extensión. Pero mientras esperábamos, no detuvimos nuestras actividades", comentó cándidamente Yu Xuewei.

"No pensábamos que esto fuera realmente un problema. Muchas otras firmas lo hacen también", agregó, citado por Xinhua.

Sinochem, su anterior empleador posee dos depósitos de productos peligrosos cerca del lugar en el que se produjeron las explosiones gigantes, violando también las reglamentaciones chinas respecto a la seguridad, afirmó por su parte la ONG de defensa medioambiental Greenpeace.
 
- Un discreto 'mea culpa' -
 
Paralelamente fue abierta una investigación por corrupción que involucra particularmente al director de la administración local del Estado encargado de la seguridad laboral.

Estas informaciones han sido difundidas en momentos en que Pekín busca poner el acento en las faltas imputables a los responsables locales, esforzándose en desviar la cólera popular y las denuncias de fallos e incompetencia más generales a nivel nacional.

En una conferencia de prensa este miércoles, difundida en directo por la televisión, el propio alcalde de Tianjin hizo un discreto 'mea culpa'.

"En tanto dirigente, no puedo eludir mis responsabilidades", declaró ante las cámaras Huang Xingguo.

Por su parte, los residentes del vecindario -evacuados puesto que sus apartamentos quedaron inhabitables- se manifestaron nuevamente este miércoles en frente al hotel de Tianjin donde tuvo lugar la conferencia del regidor, reclamando precisiones sobre sus indemnizaciones a percibir y, por supuesto, explicaciones sobre las causas del desastre.

Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en días anteriores, varios responsables locales se acercaron para escuchar sus reclamos.

"¡Cómprenlos!", gritaban los manifestantes al referirse a sus viviendas, en tanto que funcionarios oficiales, entre ellos Zong Guoying, secretario del Partido comunista local, les hablaron a través de megáfonos.

Estos responsables aseguraron haber escuchado y comprendido las demandas e inquietudes de los residentes. No obstante, se pactaron encuentros entre las partes, pero según los manifestantes "sin asumir compromisos" por la parte oficial.